Prueba irrefutable

Mozart es la prueba irrefutable de la no-existencia de Dios:

Es inconcebible un Dios tan sádicamente hijo de puta que lo haya matado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.