Poema

De pronto recordé este maravilloso poema de J.L.Borges, cuyos últimos versos me sacuden cada vez que los leo.

Cristo en la cruz

Cristo en la cruz. Los pies tocan la tierra.
Los tres maderos son de igual altura.
Cristo no está en el medio. Es el tercero.
La negra barba pende sobre el pecho.
El rostro no es el rostro de las láminas.
Es áspero y judío. No lo veo
y seguiré buscándolo hasta el día
último de mis pasos por la tierra.
El hombre quebrantado sufre y calla.
La corona de espinas lo lastima.
No lo alcanza la befa de la plebe
que ha visto su agonía tantas veces.
La suya o la de otro. Da lo mismo.
Cristo en la cruz. Desordenadamente
piensa en el reino que tal vez lo espera,
piensa en una mujer que no fue suya.
No le está dado ver la teología,
la indescifrable Trinidad, los gnósticos,
las catedrales, la navaja de Occam,
la púrpura, la mitra, la liturgia,
la conversión de Guthrum por la espada,
la inquisición, la sangre de los mártires,
las atroces Cruzadas, Juana de Arco,
el Vaticano que bendice ejércitos.
Sabe que no es un dios y que es un hombre
que muere con el día. No le importa.
Le importa el duro hierro con los clavos.
No es un romano. No es un griego. Gime.
Nos ha dejado espléndidas metáforas
y una doctrina del perdón que puede
anular el pasado. (Esa sentencia
la escribió un irlandés en una cárcel.)
El alma busca el fin, apresurada.
Ha oscurecido un poco. Ya se ha muerto.
Anda una mosca por la carne quieta.
¿De qué puede servirme que aquel hombre
haya sufrido, si yo sufro ahora?

(J.L.Borges, Los Conjurados, 1985)


3 thoughts on “Poema

  1. Este libro me parece “EL” imperdible de Borges. De los tremendos poemas que el libro tiene, este es uno de los que más me pega. ¿Otro imperdible? El poema La Suma: “Ante la cal de una pared que nada/nos veda imaginar como infinita/ un hombre se ha sentado y premedita/ trazar con rigurosa pincelada/ en la blanca pared el mundo entero”

  2. Es interesante la forma en que Borges plantea su agnosticismo, pero creo que más nos vale conocerlo por sus cuentos que por sus poemas, ya que estosnunca fueron referentes ni de su obra ni del género mismo.

  3. Fernanda, Si, comparto.
    Otro de mis favoritos es Amorosa anticipación de Luna de enfrente. Increíble que lo escribiera en 1925! Tan temprano…

    Mantis, debo decir que disiento absolutamente.
    La poesía de Borges es su voz más personal, y fueron y son referentes del género desde que se alineó entre los modernistas.
    En todo caso cada uno de los géneros que JLB tocó los llevó a la perfección: relatos, poemas y ensayos.
    Basta con leerlos (y releerlos) para entenderlo así.

Leave a Reply

Your email address will not be published.