Fragmentos de mis Diarios

Estábamos comentando con el doctor Dabove las circunstancias en las que se produjeron los acontecimientos esa mañana de Agosto de 1973 en que apresaron a “canalla”.
El tipo salió del café como si nada, yo creo que envalentonado con la idea de que si fingía inocencia su despreocupación lo protegería.
Pretendió perplejidad con cierta convicción (hasta él mismo, según me confesó creyó en su inocencia por un momento) pero en la comisaría lo cagaron tanto a palos que confesó hasta los pecados de los hijos que no tendría jamás después de las picanas.

E.Barullo
“Aquellos Tiempos”

10 de Enero de 1999

Leave a Reply

Your email address will not be published.