Puestos a elegir

Si no me queda más remedio que adorar a un dios, ¿por qué no a dioses?
La verdad es que preferiría adorar a Venus, a Baco y a Apolo antes que al aburridísimo, injusto y genocida dios judeo-cristiano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *