Matrix

Esto es serio. Bueno, lo otro también, pero es como que esto tiene más carácter cósmico (cóSmico) y no debe ser pasado por alto. Por una vez sentémonos más cómodamente y con una actitud positiva para leer. Dejemos de lado la sonrisita socarrona del escéptico irredento, que no aporta.
Hablábamos el otro día (qué bueno porque el Pluralis Majestatis me exime de algo de culpa) de Flavio Cuniberto y cómo sus talentos fueron descubiertos por Tino Pascali, cuando ese día, quizá en ese mismo instante moría Tino Pascali.
Estos pequeños desfasajes son los que yo llamo errores en la Matrix.
¿Nunca notaron que cuando uno llega a hacer una cola, muchas veces hay como 30 personas delante y en la hora y media que dura la cola sólo se ponen 2 o 3 detrás de nosotros?
Presten atención, en serio. Yo creo que la gente que afecta nuestros fines es la que está por delante, entorpeciéndonos la vida o quizá demorándonos lo suficiente como para que no moramos aplastados por el auto que si hubiéramos cruzado la calle 5 minutos antes nos hubiera pasado por encima, eso es lo de menos, lo importante es que esa es la gente que va a afectar el curso de nuestros acontecimientos, aún en pequeñísima escala. La gente que está detrás de nosotros es irrelevante y como el Universo es, entre otras cosas, económico, no vale la pena ser gastada. Como que el Arquitecto pone 2 o 3 detrás para guardar las apariencias, creyéndonos (más probablemente creyéndome) estúpidos pero no, no, no alcanza, soy un tipo observador y me di cuenta totalmente de la intención. ¿Se creen que me van a hacer caer y que me voy a creer que en 1 hora y media solo 2 o 3 personas más necesitan hacer la cola? ¡Es mentira! Podrían ponerle un poco más de empeño, che, sobre todo si se dan cuenta que soy un tipo desconfiado y perspicaz. Tampoco creo que sea bueno irse al carajo y poner 50 tipos detrás de mí, no exageremos, que aparte me imagino que cuando yo termino mi trámite medio como que siguen en la cola pero ni bien doblo la esquina se miran molestos y se van un poco a las puteadas. No, no digo eso, pero fijate lo que pasó con Tino Pascali. Para mí que algo raro hay con ese tipo. Me parece que el otro día cuando tipeé las dos palabras de su nombre algún resorte saltó por allá arriba (¿aunque no sería más lógico pensar en “allá abajo” dado que al menos hay tierra firme?) y me los imagino diciendo “¡Pará, pará! Tino Pascali… ¿lo tenemos todavía? – No, ese diskette se pinchó – Mierda, hay que hacer algo” o una conversación así (aunque quizá ni conversen en el sentido que nosotros le damos a las palabras, aparte de que siempre me imaginé que era la conversación de mucha gente, un equipo de producción pero encerrado en un cuartucho con unas computadoras y pantallas gigantes, aunque no tan grandes como las de Truman Show)
También me pongo a pensar en exactamente lo contrario, porque soy un tipo abierto a posibilidades diversas, y al instante me planteo la posibilidad de que los Arquitectos hayan dejado caer una noticia minúscula en los diarios anunciando la muerte de un personaje menorísimo, para probar hasta dónde llega mi desconfianza y ver cuán peligroso puedo llegar a ser para el Plan.
Me voy dando cuenta de cómo son las cosas, lo que no deja de asustarme un poco porque me imagino que estas cosas las hacen para desconectarme llegado el caso, no vaya a ser cosa que yo desde mi lugar desbarate este suculento negocio que malsanamente llevan adelante ¿con qué fin?
Hola, probando, hola…
No, me quedo más tranquilo ahora, quería probar si todavía sigo escribiendo o ya me habían desconectado.
Me parece que estoy cerca, pero no tanto o debe haber un detalle que se me escapa, si no ya me hubieran apagado.


5 thoughts on “Matrix

  1. No podría ser, entonces, que la película de marras es una forma de llegar al vulgo en un lenguaje comprensible y así un poco comenzar a explicar como funcionamos?
    Tal vez estemos llegando al Fin de los Tiempos y de esta manera, con mensajes a pequeñas dosis, con señales, nos estén mostrando quienes somos, porque en realidad a ellos los mueve la infinita bondad, no el ansia de poder ni nada por el estilo. Su misión es la de hacernos evolucionar ya no en la escala zoológica, sino a un estado de enrgía superior.

  2. mmmm…. al fin de los tiempos? mensajes fatales?…. la verdad es que llevamos muchos miles de años “llegando” al final de los tiempos…. el demogorgo, infame ilusionista malvado que nos satura los sentidos y nos hace inútiles espectadores de sus trucos Dolby Prologic lleva mucho tiempo dando vueltas, aunque supongo que le faltaba un buen manager que lo lanzara a la maravillosa madriguera Holliwoodiense…. no será que cada vez tenemos más tiempo de ocio para dedicarnos a buscar el hilo del ilusionista? Con esto de la exclavitud a tiempo parcial (aquí en holanda formalmente de 9 a 5) hemos descubierto nuestra habilidad para preguntarnos cosas cada vez más difíciles, e inventarnos respuestas cada vez más increibles. En mi egoista y deleitante egocéntrica opinión, la única verdad es la que nos proporcionamos a nosotros mismos por medio de nuestra intrínseca existencia pasiva, y sólo a través de esa verdad naturalmente sencilla podemos inventar la comprensión de los efectos especiales que dar forma a nuestra vida social.

  3. “Inútiles espectadores” es falaz, porque como bien saben los científicos no existe manera de observar un fenómeno sin alterarlo.
    ¡Ahí está lo difícil! Hay que hacerse el disimulado, silbar mirando para otro lado, tener paciencia, hacer creer que uno está en otra cosa para, en el momento menos pensado, darse vuelta de golpe y tratar de captar la fracción de instante de verdad incontaminada.

  4. Siempre crei que -en realidad- a mi me tienen de protagonista de un reality show en el cual tengo el papel principal … Me quisieron avivar al filmar “the Truman Show” pero sigo mirando para otro costado, disimulando…

  5. Pingback: Guille » Superpoderes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *